¿Qué es la jardinería interior?

La idea de la jardinería de interior es esencialmente cultivar plantas en el interior. Sin embargo, existen muchos propósitos diferentes para la jardinería de interiores y múltiples estilos y técnicas que se pueden utilizar. Las razones para la jardinería de interior pueden ser estrictamente prácticas, puramente para disfrutar, o tal vez por un poco de ambas cosas. Cualesquiera que sean sus razones para la jardinería de interior, hay mucho que saber sobre lo que necesitará su jardín específico. Sin duda, las posibilidades son infinitas a la hora de planificar su jardín. Razones para la jardinería de interior Los jardines de interior se pueden cultivar en cualquier espacio interior.

La jardinería interior funciona en hogares, oficinas, restaurantes y en cualquier otro lugar donde la gente quiera un poco de vida y color. Las plantas crean una atmósfera tan pacífica que tiene sentido que intentemos traer un poco de su belleza a nuestros hogares. Muchos de nosotros no tenemos espacio en el patio para un jardín al aire libre. Otros viven en un clima que destruiría las plantas que intentan cultivar. Incluso en un clima templado, algunas plantas son demasiado delicadas para dejarlas en las volubles manos de la madre naturaleza.

Un jardín interior nos permite tener un control total de su entorno. Decoración y disfrute Una razón popular para la jardinería de interiores es el ambiente encantador que pueden proporcionar las flores frescas y las hojas verdes frescas. Llenar su hogar con plantas vivas le da a su decoración una vitalidad que las chucherías y las mantas simplemente no pueden lograr. A muchas personas les encanta la jardinería como pasatiempo, pero no pueden hacerlo al aire libre debido al clima o al espacio del jardín. Incluso en un apartamento pequeño, hay formas de colocar algunas plantas colgantes o en macetas. Jardinería interior para obtener alimentos Una razón más práctica para la jardinería interior es cosechar los frutos de su trabajo.

Muchas hierbas prosperarán en un jardín de hierbas interior. Las frutas y verduras también se pueden cultivar en el interior. Aunque algunos, como los tomates y las lechugas, serán un poco más fáciles que otros. Con el cuidado adecuado, casi cualquier entorno puede crear las condiciones perfectas para lo que sea que esté tratando de cultivar. Las plantas de calidad del aire son fantásticos purificadores de aire. Si bien es posible que desee llenar su hogar con exuberantes hojas verdes para la decoración, una habitación llena de plantas también podría mejorar la calidad del aire. Las plantas no solo producen oxígeno, sino que también pueden absorber contaminantes del aire como el benceno y el formaldehído. Los microorganismos en el suelo también juegan un papel en la limpieza del aire interior. Complemente la jardinería al aire libre La jardinería en el interior puede que ni siquiera sea su objetivo principal.

En áreas con un clima más severo, traer sus delicadas plantas adentro puede prolongar su temporada de crecimiento. También puede cultivar plantas iniciales en el interior en las temperaturas más frescas, trasladándolas a su jardín al aire libre en la primavera. Algunas plantas pueden necesitar un poco de aclimatación antes de pasar de sus condiciones habituales de luz solar directa durante todo el día a una situación de iluminación interior. Tipos Jardinería en interiores Jardinería en contenedores La técnica más común para la jardinería en interiores es la jardinería en contenedores utilizando macetas, terrarios y recipientes reciclados. Estos pueden incluir latas de café, jarrones o latas de pintura viejas. Si planea usar algo que no sea una maceta típica, asegúrese de que su contenedor tenga orificios de drenaje para permitir que escape el exceso de agua. Alternativamente, coloque algunos guijarros en su base para crear cierto nivel de drenaje. Cuando use macetas o cualquier otro recipiente para sus plantas, asegúrese de trasplantar sus plantas a medida que crecen para darles a sus raíces el espacio que necesitan.

Hidroponía También puede cultivar plantas en interiores con hidroponía, que consiste en cultivar sus plantas en arena, grava o agua sin tierra pero utilizando nutrientes adicionales. La hidroponía puede permitir que las plantas crezcan mucho más rápido ya que sus nutrientes están fácilmente disponibles para ellas y no necesitan gastar su energía buscándolos en el suelo. Los jardines hidropónicos pueden ser tan simples como algunos frascos de vidrio con un poco de agua y nutrientes o tan complejos como una mesa completamente irrigada preparada para cultivar un vasto jardín de hierbas y vegetales. Paredes vivas y paredes comestibles Las paredes vivas son una técnica única que puede utilizar para crear su jardín interior en un espacio pequeño. Utilizan tanques de riego para proporcionar a las plantas un suministro constante de agua y nutrientes.

Estas paredes se pueden construir simplemente como una hermosa pieza de decoración o se pueden usar para cultivar una pequeña granja llena de lechugas, hierbas, guisantes o fresas. Algunas hierbas, frutas y verduras crecerán mejor que otras en una pared viva, así que investigue un poco antes de intentar establecer una granja de papas a lo largo de sus pasillos. Necesidades de espacio para la jardinería en interiores La falta de espacio en el jardín al aire libre puede ser la razón por la que ha recurrido a la jardinería en interiores, pero aún se necesita al menos algo de espacio interior. Es posible que tenga una sala de estar completa que pueda dedicar a cultivar una granja de interior o tal vez un solo alféizar con una maceta larga y estrecha llena de tierra para cultivar algunas hierbas. Las necesidades de sus plantas específicas y sus sistemas de raíces deberán tenerse en cuenta al planificar su jardín para que tengan el espacio que necesitarán para crecer y prosperar adecuadamente.

Luz Algunas plantas requieren muy poca luz natural para prosperar, mientras que otras no pueden prescindir de ella. La luz del sol es una opción obvia para ayudar a que sus plantas crezcan, pero para un jardín interior, es posible que no tenga mucha luz solar directa disponible o probablemente no estará disponible durante tantas horas como sus plantas necesitan. Si planea cultivar algunas plantas de interior básicas, las bombillas incandescentes estándar pueden ser la solución. Para hierbas y plántulas, las luces fluorescentes pueden ser suficientes. Cualquier planta que produzca frutas o flores necesitará luces de cultivo LED o HID para florecer.

Los diferentes tipos de plantas tendrán diferentes necesidades de iluminación, así que investigue sus plantas específicas y lo que necesitarán mientras planifica su jardín interior. Suelo y nutrientes Elegir el suelo adecuado para sus plantas es esencial para que crezcan a su máximo potencial. Las plantas en macetas de interior requieren un suelo que sea ligero y esponjoso para que el suelo pueda drenar adecuadamente cuando se riega. Un suelo de peso medio es bueno para las plantas que estarán expuestas a la luz solar directa, ya que retendrá mejor el agua que un suelo más ligero. Un suelo ligero es mejor para plantas colgantes o plantas que no estarán expuestas a la luz solar directa. También se puede agregar un fertilizante de buena calidad a su jardín interior para reponer los nutrientes en el suelo.

Trasplanta tus plantas y dales tierra fresca con la frecuencia que la necesiten para mantenerlas felices y saludables. Agua El agua es la cosa más simple pero una de las más importantes que necesitará su jardín interior. Suena fácil, pero regar tu jardín es más complicado que echarles un poco de agua cada pocos días. Cada planta es diferente y algunas requerirán más o menos agua que otras. A algunos les gusta que los rieguen desde arriba, mientras que otros prefieren regar desde abajo para que las hojas no se mojen y las raíces más bajas puedan absorber la humedad. El riego insuficiente puede secar las plantas y darles hojas crujientes, mientras que el riego excesivo puede volverlas amarillas y eventualmente matarlas. La temperatura y la humedad también afectarán la cantidad de agua que requieren en cualquier época del año. Puede calcular la cantidad de agua que necesita su jardín interior comprobando que las pocas pulgadas superiores de la tierra no estén secas y que la tierra cerca de los orificios de drenaje no esté empapada. Es importante investigar cuánta agua necesitan sus plantas específicas para mantenerlas en las condiciones más saludables.

¡Hay una opción de jardinería interior para usted! Cualquiera que sea su situación de vida, el tamaño de su oficina o la accesibilidad a la luz solar, existen planes de jardinería interior que funcionarán. Incluso si solo desea un toque de vegetación para iluminar una habitación sin ventanas, hay muchas plantas de interior que prosperarán con poca luz. Las técnicas creativas de macetas le permiten convertir un pequeño rincón de su cocina en un jardín floreciente. O convierta una pared en blanco de su sala de estar en un hermoso tapiz de vida. La jardinería de interior es la manera perfecta de nutrir su pulgar verde durante todo el año.

Deja un comentario